Employer Branding, nuestra marca como empleadores

Branding Employer

La generación Millenial se ha convertido en los últimos años, en el tema favorito de empresas y estudios para conocer cómo son y qué esperan de las marcas, los productos y de la vida en general. Una generación que ha despertado el interés de las marcas debido al cambio en el modelo de valores frente a la generación anterior, lo que ha derivado en un gran dilema para las empresas sintiéndose confusas y desorientadas sobre cómo deben comportarse frente a ellos. El Employer Branding será clave en la atracción y retención del talento.

Deloitte pone ahora el foco en la generación millenial en uno de sus últimos estudios, ‘The 2016 Deloitte Millennial Survey: Winning over the next generation of leaders» **, donde afirma que el 66% de los millennials habrán rescindido su contrato y abandonado su actual puesto de trabajo a finales de 2020. Un 63% de los millennials considera que sus habilidades no son aprovechadas en su puesto actual.

Un estudio que pone en relieve, a parte de su atractivo comercial como público, la importancia de esta generación en el terreno profesional planteando la pregunta de cómo retener el talento y la fidelidad de esta nueva generación de profesionales.

En 2030 el 75% de la fuerza laboral será “millenial”, esos chavales que son descritos como egocéntricos, que necesitan gratificación instantánea y que tienden a ser poco fieles con sus empleadores. De hecho, desde 2015 ya son mayoría en el trabajo en Estados Unidos. Describamos algunas de sus características:

  • Son difíciles de retener, quieren cambiar cada pocos años de trabajo
  • Son más emprendedores, les gustan menos las órdenes
  • El sueldo no es su motivación principal, están dispuestos a renunciar a parte de sueldo a cambio de “cambiar el mundo para bien”
  • Son flexibles, no quieren estar trabajando siempre en el mismo sitio y horario.

El mundo evoluciona y términos que parecían antiguos, ahora suenan más actuales que nunca. Esto ocurre con el Employer Branding, popularizado en los años 80 en Estados Unidos y que ahora vuelve a estar de moda en nuestros departamentos de RRHH.

¿De qué estamos hablando? Nada más y nada menos que de aprender de las marcas, y gestionar nuestra reputación y propuesta de valor de nuestra marca como empleadores, como proceso clave para la atracción y retención del talento, como siempre la Wikipedia tiene cosas interesantes que decir.

Y es cierto que tal y como hemos visto, no se trata de algo nuevo, dado que son muchas las pequeñas empresas que se toman la cultura y las personas como algo estratégico, pero la clave está en saber como aplicarlo a nuestra imágen de empresa, afrontar los procesos de selección y poner un claro énfasis en atraer al que talenrto que buscamos.

Con tasas de paro tan elevadas en casi todo el mundo occidental cuesta creer que las empresas necesiten perder el tiempo intentando atraer al talento. Pero el talento sigue siendo escaso, no te engañes.

¿Cómo puedo implementar una metología Employer Branding?

las empresas deben evolucionar y aprender de sus hermanas, las marcas. Puede parecer insólito, pero es cuestión de lógica:

  • Los trabajadores son imprescindibles para las empresas
  • Las creencias son imprescindibles para los trabajadores
  • El branding es imprescindible para transmitir creencias
  • Ergo, el branding es imprescindible para las empresas

Algunas claves

Transparencia. Debes ser transparente y real. El Employer Branding no consiste en vender humo a tus candidatos potenciales. Como la mayoría de procesos emopresariales con éxito, empieza por conocerte a tí mismo, mostrar los verdaderos valores y tu forma de trabajar.

Personas y Talento en el centro. ¿cuál es nuestro talento objetivo? ¿a quién queremos atraer a nuestra organización? Debes saber reconocer a las personas que buscas para a su vez, saber qué busca ese tipo de talento en un puesto de trabajo. Conocer y define un «Employee Journey» cuál es el camino que sigue una persona desde que ni siquiera nos conoce hasta que se convierte en un líder interno..

Revisa tu Propuesta de Valor: ¿qué estamos ofreciendo? Enfrenta y define las Motivaciones Intrínsecas: valores, recompensas emocionales, etc con las Motivaciones Extrínsecas: dinero, ascensos, beneficios tangibles.

En definitiva, debemos ser capaces de reconocer la importancia de contar con los mejores. El Employer Branding además de un metodología o planteamiento que nos permitirá atraer y retener ese talento, enfocar nuestra empresa de una manera coherente interna y externamente. Una forma de entender el trabajo que traerá seguro mejores resultados, porque al final la oprganización de marca la diferencia no es la que apuesta por grandes salarios, sino la que cuenta con empleados que motiva a querer aprender y ahcer cosas nuevas cada día. Solo debemos fijarnos en los ranking de las marcas más queridas hoy en día.

** Si estás interesado, puedes descargar el informe Deloitte «The 2016 Deloitte Millennial Survey» aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like