La plataforma de marca, su importancia y cómo construirla

La identidad es el concepto más importante en la estrategia de Branding. Está formada por el conjunto de valores, creencias y formas de actuar que marcan el comportamiento de tu empresa.

Es un concepto extendido e interiorizado entre profesionales del Branding. Sin embargo, a menudo es más sencillo comprender el concepto plataforma de marca que ponerlo en práctica, especialmente de una forma eficaz.

Dentro de nuestro proceso de branding reflexionaremos sobre “qué queremos ser”. Construiremos la marca sobre las bases de un contenido, que nos permitirá mostrar nuestra estrategia, nuestra esencia, los valores y su personalidad.

Es en este punto, el siguiente paso será enfrentarnos al reto de llevar a la realidad todo aquello que hemos teorizado. Definir los comportamientos y la forma de mostrarse nuestra marca en cada uno de los puntos de contacto con el cliente. Desarrollaremos nuestra promesa de marca y definiremos las asociaciones que nuestro consumidor aspira a obtener.

Aquí reside la importancia de definir nuestra plataforma de marca. Será nuestro ADN y dará forma al planteamiento teórico de nuestra estrategia de marca.

¿CÓMO CONSTRUIMOS NUESTRA PLATAFORMA DE MARCA?

Existen diferente modelos de plataforma de identidad. En la práctica, me gusta trabajar con una adaptación del prisma de identidad de Kapferer. Por si no lo conoces, es uno de los grandes en esto de la esencia de marca y el CEM. Encuentra algunos de sus libros aquí.

En cada una de las aristas del pentágono se detallan los elementos de la identidad, que definirán posteriormente la experiencia de marca. Trabajemos cada elemento en dos dimensiones principales: la interiorización de la marca (personalidad, cultura y auto-imagen), y la exteriorización (físico, reflejo y relación). Habitualmente relacionaremos interiorización con la experiencia del empleado, y exteriorización con la definición de la experiencia del cliente.

De este modo tendremos 5 áreas donde definiremos:

La propiedades físicas de la marca. El conjunto de características físicas de la marca, que se evocan en la mente de las personas cuando se menciona la marca.
La personalidad. Propiedades del carácter de una marca si fuera una persona.
Las relaciones. La capacidad social de la empresa, es decir, su comportamiento hacia la comunidad.

La cultura de marca revela el “background” que guía la empresa. Es la definición de nuestro sistema de valores y principios, la base del comportamiento de la marca.
El reflejo. Estereotipo de usuario de la marca. Prototipo de usuario que consume los productos y conforma la fuente de identificación.

La auto-imagen. Nuestro SOY. Qué pienso que otros pensarán de mí si consumo tal producto.
Tranquilo si estás algo perdido. La mejor forma de aprender a construir tu plataforma de marca, es a través de la práctica. Aquí tienes algunos buenos ejemplos que te ayudarán:

En definitiva, nuestra plataforma de marca tiene como objetivo encontrar un posicionamiento diferenciador que defina los valores de tu marca a tus potenciales clientes y que la diferencie de la competencia en el mercado a través de tu promesa. Establecer la relación entre LO QUE SOY, LO QUE DIGO SER, y LO QUE HAGO. Aquí reside su importancia, siendo un elemento clave para construir una identidad visual o verbal, o alinear la existente a la estrategia. Una herramienta que te ayude a lograr que tu marca sea importante para el consumidor.

¡Espero te haya resultado útil y no dudes en compartir tus dudas a través de los comentarios! Hasta la próxima.

También te puede interesar